Pulsómetros 03 ¿Sensor de muñeca o de banda pectoral?

Si se siente preocupado por su salud o su estado físico, si realiza ejercicio con regularidad o participa en competiciones deportivas, seguro que está pensando en comprar un monitor de frecuencia cardíaca.

La oferta es tan amplia, existen tantas marcas y modelos, que se hace muy difícil tomar una decisión; por eso vamos a ir por partes de tal forma que al final del artículo tengamos muy claro que tipo de dispositivo queremos comprar.

Empezaremos por las formas de medir el pulso. En el ámbito deportivo o del ejercicio físico, los monitores de frecuencia cardíaca o pulsómetros utilizan dos métodos de medición.

MÉTODOS DE MEDICIÓN DE LA FRECUENCIA CARDÍACA

EL MÉTODO ELÉCTRICO

Consta de dos elementos: una cinta torácica que ejerce la función de transmisor y un reloj de pulsera que es el receptor. El modo de conexión suele ser actualmente por bluetooth.

Dada la proximidad de ambos dispositivos, emisor y receptor, la interferencia es prácticamente nula y la forma de onda es fácilmente detectable mientras los electrodos estén haciendo contacto en el pecho.

Aunque son dispositivos precisos también es cierto que no resultan muy cómodos; pueden apretar, se pueden aflojar, incluso es posible que produzcan alguna irritación y… definitivamente no están de moda.

EL MÉTODO ÓPTICO

Este método utiliza la fotopletismografía (PPG) que es una técnica óptica sencilla y de bajo costo. Consiste en un led acoplado al reloj que ilumina a través de la piel y mide la dispersión de la sangre en los vasos sanguíneos. Son relativamente nuevos.

La precisión de este método se ve afectada por un lado por la claridad de la piel que es ligeramente traslúcida. Cuando un pulso de la sangre pasa por la zona a medir, esta parte se oscurece ligeramente en distintas intensidades; si se oscurece demasiado la efectividad de la medida se verá alterada.

Un ejemplo de esto lo proporcionó Apple cuando descubrió que su monitor cardíaco de reloj inteligente no funcionaba en la piel tatuada.

Por otro lado está el movimiento que acompaña a la actividad o el ejercicio que estemos realizando y que puede afectar a las lecturas de forma significativa.

Si usted entrena a un alto nivel, participa en competiciones deportivas o simplemente desea llevar su entrenamiento lo más lejos posible, no sólo le interesan los datos en tiempo real sino también los acumulados a largo plazo para valorar los cambios en el tiempo y conocer el efecto que está obteniendo del entrenamiento. Dicho de otra manera, querrá saber el nivel del esfuerzo y el progreso obtenido.

MEDICIÓN EN TIEMPO REAL VS MEDICIÓN A LARGO PLAZO

Pulsometros 02

Cuando se trata de obtener mediciones a largo plazo para valorar los resultados, es decir, muchas mediciones similares en días sucesivos, los errores empiezan a anularse ¿Qué significa esto?

La clave está en el software del dispositivo. Existen varios «trucos de software y de hardware» que se pueden utilizar para mejorar la precisión del monitor de frecuencia cardíaca a largo plazo. Por ejemplo, la mayoría de los modelos actuales incorporan un acelerómetro (sensor de movimiento), cuya información se puede utilizar para compensar el movimiento del usuario.

Sin embargo, cuando se entrena con el pulsómetro para alcanzar una determinada intensidad o variar las intensidades durante la misma sesión de entrenamiento, los monitores de frecuencia cardíaca de pulsera siempre estarán en desventaja. El error observado puede oscilar entre el 2% o más del 30%. Los dispositivos más caros, como es de suponer, suelen dar resultados más exactos.

EN DEFINITIVA, ¿QUÉ PULSÓMETRO DEBERÍA COMPRAR?

Pulsometros 05

La monitorización óptica de la frecuencia cardíaca es una tecnología más compleja y menos confiable que la medida en el pecho por sensores.

Sin embargo si sólo entrena 2 o 3 días por semana, su nivel de exigencia no es muy alto o su intención es conocer su nivel de progreso a largo plazo, un medidor de actividad física de pulsera con sensor óptico es casi con certeza su mejor opción. La recopilación e interpretación de datos de manera sencilla, suele ser más importante que la precisión del 100% en un día concreto.

La precisión de la monitorización, por otro lado, va a venir determinada por el rango de precio del pulsómetro. Aquellos más económicos siempre serán menos precisos que los más caros, algo sencillo de entender ya que los más caros disponen de una mayor tecnología.

Si es usted un deportista de alto nivel, entrena por intensidades o sencillamente es un fan ferviente de la exactitud, no lo dude, compre el mejor medidor de frecuencia cardíaca de cinta o la combinación de ambos. ya que algunos dispositivos de muñeca se les puede incorporar también la banda pectoral.

Normalmente el más caro es el más preciso aunque también existen otras alternativas si se sabe comprar bien.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *